Receta para hacer bizcocho Dukan

El bizcocho siempre será un clásico de la repostería, pero no necesitas ser un repostero para poder prepararlo en casa ni tampoco necesitas dejar tu dieta a un lado para poder comerlo. ¿Cómo es eso?

Es normal hacerse esa pregunta pues muchos creen que los bizcochos se preparan únicamente con  harina, huevo y azúcar, tres ingredientes principales que parecen tener conflicto de intereses con la mayoría de las dietas. ¡Pero veremos que no es así!

En el caso de la dieta Dukan, ésta sigue a la delantera porque no sólo nos permite comer gominolas, nocillas, gofres y hamburguesas, no, sino que también acepta que comamos un trozo de bizcocho, así que acá te contaremos cuál es la receta para hacer bizcocho Dukan.

Bizcocho rápido y delicioso

El bizcocho es fácil de preparar y sólo tomará unos 40 minutos en el horno; los ingredientes que usaremos son los siguientes:

  • 8 cucharas de salvado de avena
  • 4 cucharadas de salvado de trigo
  • 5 claras de huevo
  • 8 cucharadas de leche en polvo desnatada
  • edulcorante líquido
  • un sobre de levadura en polvo
  • 3 cucharadas soperas de yogurt desnatado natural

Algunas personas optan por dividir la cantidad de salvado de avena y salvado de trigo en otros ingredientes extras como la maizena, harina de avena o semillas de lino molidas. Pero esto queda a tu gusto. También, puedes agregar partes iguales de salvado de avena y salvado de trigo.

Por el yogurt desnatado puedes utilizar queso batido 0%; con el queso queda un poco más cremoso el bizcocho. Una buena alternativa sería colocar la mitad de yogurt y la mitad de queso batido, pues así tenemos ambas, cremosidad y liquidez necesarias para obtener un buen bizcocho.

Resultado de imagen para bizcocho

 

Lo primero que se hace es batir las claras por un rato hasta que estén espumosas, pero no a punto de nieve. Luego, en una taza grande por separado, vamos a mezclar muy bien todos los ingredientes secos, es decir, el salvado de avena, el salvado de trigo, la leche en polvo desnatada y  la levadura en polvo.

Integramos todo muy bien y después agregamos el edulcorante líquido y el yogurt. Si vas a colocar un poco de esencia de vainilla, canela o cualquier otro aroma de tu preferencia, entonces lo haces justo cuando coloques el edulcorante y el yogurt.

Una vez que has agregado los elementos húmedos notarás que se forma como una pasta. Incorporamos las claras que hemos batido como espuma a esa pasta  y mezclamos todo muy bien de nuevo.

Las claras, batidas por separado y agregadas después, harán que el bizcocho quede más suave y esponjoso. Puedes colocar un huevo entero y 4 claras, pero las claras deben batirse solas. El huevo lo mezclas junto a los ingredientes húmedos.

Prepara un molde para verter la mezcla; si tienes papel anti-adherente, úsalo, colocando un trozo grande en el molde que vas a utilizar, o si no engrasa un molde para hornear de la manera tradicional  y coloca la mezcla allí.

Resultado de imagen para bizcocho

 

Pre-calienta el horno por varios minutos y mete el molde con la mezcla a 180 °C por unos 40 ó 45 minutos. Revisa antes de retirar que el bizcocho esté seco en el centro pinchando con un palillo o cuchillo.

También puedes dejarte llevar un poco y agregar unos 10 gramos de nueces, 10 gramos de piñones y 10 gramos de almendras a la mezcla para que el bizcocho tenga algo crocante y a la vez estos frutos secos te den más energía y grasa natural importante para el cuerpo.

Este tipo de bizcocho es delicioso para un desayuno o una merienda y puede ser acompañado con un poco de nocilla casera Dukan, mermelada Dukan, frutas, yogurt desnatado, zumo de frutas o con un poco de queso fresco.

Bizcocho de chocolate

Para quienes aman el chocolate, un bizcocho tradicional no está completo sin él, así que puedes preparar un poco de crema de chocolate natural.

Necesitarás cacao en polvo, natural, o chocolate desgrasado sin azúcar con 60% o más de cacao, pues esto te garantiza que el chocolate es lo más puro posible; es decir, que es de buena calidad y no contiene azúcares y grasa. Mientras mayor sea la cantidad de cacao natural que contenga el chocolate, mucho mejor. Puedes comprar cacao artesanal para mayor pureza.

 

Resultado de imagen para bizcocho de chocolate

 

También vas a necesitar  una cucharadita, o media, de edulcorante líquido y una taza de leche desnatada.

Pon a calentar la leche a fuego medio – bajo en una olla anti-adherente y coloca el cacao en polvo; remueve de manera regular hasta que el cacao esté derretido y no tenga grumos. Si tienes chocolate sin grasa y sin azúcar en pasta, puedes rallarla con tu típico rallador de queso, puedes triturarlo en la licuadora o picarlo en trozos pequeños antes de colocarlo en la olla con la leche.

Derrite el cacao o el chocolate y remueve hasta que tenga la consistencia adecuada, como para verterlo encima del bizcocho, agrega el edulcorante y deja por varios minutos antes de retirar del fuego.

Puedes dejarlo reposar un rato y luego verterlo por todo el bizcocho. La consistencia no tiene que ser una crema espesa como tal, sino algo un poco más líquido que sirva para mojar el bizcocho más que para que el chocolate se endurezca encima de él.

 

Imagen relacionada

 

También, tienes la opción de agregar trocitos de chocolate a la mezcla del bizcocho tradicional antes de meterlo al horno, o puedes espolvorear cacao en polvo sobre la mezcla para que el bizcocho tenga un color más oscuro, como marmoleado.

Bizcocho con un poco de fruta fresca y almíbar

Las frutas son parte importante de las dietas, así que no dejes de agregarlas a la mezcla del bizcocho para darle un toque más frutal al mismo. Puedes picar un poco de manzana, pera o agregar coco rallado a la mezcla antes de llevarla al horno. Las frutas confitadas (sin azúcar) podrían ser una excelente opción.

El bizcocho de limón o el de naranja es un clásico, así que no dudes en prepararlo. La preparación es la misma del bizcocho tradicional, sólo que además lleva el zumo de limón y se prepara una especie de almíbar de limón o de naranja.

Para el almíbar de limón, o de naranja, vas a necesitar unos 60 ml de zumo de limón,la ralladura de dos limones y edulcorante en polvo, como media cucharada.

Imagen relacionada

 

Pon a hervir la ralladura de limón en una olla pequeña con un poco de agua hasta que hierva, deja hervir por 60 segundos. Retira del fuego y escurre la ralladura de limón y reserva.

En la olla donde herviste la ralladura deja dos cucharadas de esa misma agua que utilizaste y agrega el zumo de limón y el edulcorante en polvo y calienta a fuego medio hasta que el edulcorante se disuelva por completo; para ayudar a conseguir una consistencia más espesa para colocarle al bizcocho, puedes agregar 1/4 de cucharadita de agar agar (una pizca).

Disuelve todo bien y retira del fuego. Deja que el almíbar se enfríe un poco a temperatura ambiente.

Una vez que está listo tu bizcocho, y que ha enfriado, puedes verter un poco de ésta mezcla sobre él. También puedes colocar unas gotitas del almíbar de limón en el plato antes de servirlo. De esta misma forma podrás preparar almíbar con distintas frutas.

Este tipo de almíbar puede ser útil también para cubrir unos crujientes wafles o para las crepes dulces, así que no dudes en sacarle provecho. Existen algunos sobres o preparados sin azúcar que ya puedes comprar en casi cualquier súper si no deseas utilizar fruta fresca.

Resultado de imagen para almibar de limon

 

Por agar agar puedes utilizar gelatina neutra en polvo o en hojas; siempre, la cantidad de gelatina que se pone es mayor a la cantidad de agar agar, pues éste último endulza un poco más. Las aromas también pueden ayudarte a reemplazar las frutas y puedes mezclar varias aromas en un mismo almíbar.

Comentarios

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *