¿Cómo se toma el salvado de avena para adelgazar?

¿Cómo se toma el salvado de avena para adelgazar?

Aunque se trate de un producto natural, resulta fundamental conocer lo que contiene antes de integrarlo a la dieta, y más aún cuando perseguimos perder peso. Por esta razón la entrega está dedicada a saber a ciencia cierta qué es el salvado de avena y cómo aprovechar sus propiedades para adelgazar.

¿Qué es exactamente el salvado de avena?

Al igual que el salvado de cualquier otro cereal, el salvado de avena corresponde al conjunto de capas externas del grano, o lo que es igual, a las partes que son retiradas durante el proceso de refinamiento.

Estas cáscaras o capas externas están disponibles como un producto aparte  para el consumo debido a la cantidad de nutrientes que reúne y que son de gran beneficio para el bienestar general. Para dar una idea clara de lo que hablamos, cada 100 g de salvado de avena equivale a:

  • Proteínas vegetales: 17,30 g
  • Carbohidratos: 66,22 g
  • Fibra: 15,4 g
  • Grasa: 7,03 g
  • Agua: 6,55 g
  • Energía: 246k cal
  • Potasio: 566 mg
  • Fósforo: 734 mg
  • Hierro: 5,41 mg
  • Manganeso: 5,63 mg
  • Magnesio: 235 mg
  • Sodio: 4 mg
  • Calcio: 58 mg
  • Cobre: 0,40 mg
  • Zinc: 3,11 mg

De acuerdo a su composición, el producto es ampliamente utilizado en dietas equilibradas y saludables, así como también de aliado en la pérdida de peso e ingrediente base en la preparación de diversos remedios caseros que tratan afecciones de salud y promueven la belleza.

Principales usos del salvado de avena

La fama del salvado de avena obedece principalmente a la manera en la que actúa a favor de la pérdida de peso debido a la cantidad de fibra presente en su composición la cual, estimula el tránsito intestinal al tiempo que prolonga la sensación de saciedad, aspectos claves en regímenes para adelgazar. Pero eso no es todo, su consumo también es favorable al momento de:

  • Combatir el estreñimiento: aspecto que se deriva de la forma en la que favorece el funcionamiento del sistema digestivo.
  • Calmar la piel: utilizado a modo de ungüento a modo de pasta o cataplasma, es eficaz en el alivio de irritaciones y picor, convirtiéndose en opción para tratar eczema y dermatitis.
  • Exfoliar y unificar el tono de la piel: como exfoliante casero, el salvado de avena elimina las células muertas de la piel en simultáneo que corrige imperfecciones y equilibra el tono natural deshaciéndose de las manchas.
  • Equilibrar los niveles de colesterol y azúcar en sangre: la composición del salvado de avena le permite regular de manera natural reducir los índices de colesterol malo, mientras equilibra la glucemia.
  • Acelerar el metabolismo: su consumo combate la acumulación de toxinas.

Propiedades del salvado de avena para adelgazar y cómo tomarlo

Pese a que la popularidad del salvado de avena tiene mayormente origen en su inclusión dentro de la dieta Duka, su uso como aliado en dietas para adelgazar radica en las propiedades que reúne:

  • Fibras: la cantidad de fibras solubles e insolubles reunida en el cereal no solo mejora el tránsito intestinal, sino que ralentiza la absorción de las grasas permitiéndole al organismo destinarlas a la obtención de energía en lugar de acumularlas.
  • Mucílagos: al igual que las fibras, este nutriente muestra eficacia en la absorción del agua y toxinas, lo que favorece el funcionamiento metabólico, aceleración que contribuye a la pérdida de peso.

En conjunto, estas propiedades le confieren al salvado de avena la particularidad de ser un saciante natural mismo que al combinarla con una correcta hidratación, da como resultado un arma infalible para disminuir la ansiedad y prolongar la sensación de llenura.

¿Qué cantidad consumir para aprovechar los beneficios del salvado de avena?

Si bien hablamos de un producto natural, la figura adecuada para delimitar el consumo es un médico, dietista o especialista en nutrición, quien tras evaluar cada caso en concreto, recomendará la cantidad y forma de incluir en la dieta.

Sin embargo, en personas sanas y en términos generalizados, la media de consumo es de 1 a 3 cucharadas diarias ya que excederse a esta cantidad, puede desencadenar la aparición de efectos adversos.

Contraindicaciones del salvado de avena

A pesar de los beneficios  antes expuestos, la ingesta del cereal está contraindicada en algunos casos entre ellos, personas que presentan alergia o intolerancia a algunos de sus componentes, celíacos y pacientes que sufran de:

  • Diverticulitis y colon irritable
  • Colitis ulcerosa o úlceras estomacales e intestinales
  • Oclusión intestinal y síndrome de intestino corto
  • Inflamación u obstrucción de la vesícula biliar
  • Osteoporosis

¿Cómo tomar salvado de avena para adelgazar?

Sabiendo los pros y contras del salvado de avena, no queda más que conocer opciones para deshacernos de esos kilos que sobran aprovechando sus propiedades.

Afortunadamente, resulta sencillo añadir el cereal a la dieta sin alterar demasiado los hábitos alimenticios, por ejemplo, combinándolo con yogur desnatado a la hora del desayuno/merienda o con leche desnatada para obtener una bebida energizante que además reduce el apetito.

Asimismo, va muy bien junto a los jugos o zumos, de preferencia aquellos de bajo aporte calórico, así como con las ensaladas que comemos de forma regular.

Recetas para aprovechar las ventajas del salvado de avena en la pérdida de peso

La facilidad con la que se consigue el salvado de avena en tiendas naturales y supermercados, sumado a las ventajas que reviste para adelgazar y la salud en general, deja sin excusas para incluir en la dieta; sin embargo, si el pretexto es no saber cómo, ahora recomendamos algunas opciones:

Salvado de avena con yogur o leche desnatados

Cuando buscamos recetas para el desayuno o la merienda que incluyan salvado de avena, una de las opciones más sencillas y prácticas es combinarlo con yogurt natural ya que aprovecharemos de igual forma las ventajas que supone el alimento en el cuidado de la flor intestinal y prevención de enfermedades.

Por su parte, un poco de salvado de avena con leche desnatada permite disfrutar de las ventajas del cereal con el aporte proteico y de calcio del lácteo. En cualquiera de los casos, lo recomendable es añadir una o dos cucharadas del cereal mezclando bien antes del consumo.

Jugos con salvado de avena para bajar peso

Sean de frutas, verduras y/u hortalizas, agregar una cucharada de salvado sólo a uno de los jugos tomados al día permite acceder a los beneficios sin caer en los excesos, recomendándose igualmente la ingesta en el desayuno, merienda o hasta tempranas horas de la tarde, nunca de noche.

La clave para maximizar el efecto positivo del salvado es combinarlo con alimentos que propicien la quema de grasas, sean depurativos o eviten la acumulación de líquidos como es el caso del pepino, piña, naranja, zanahoria, apio, espinaca, manzana, kiwi y papaya, ya que además aportan nutrientes.

Muesli con salvado de avena

Considerando la preferencia de los cereales con leche en el desayuno y al momento de merendar, no es de extrañar que entre las mejores alternativas para incluir el salvado de avena esté preparar un muesli casero.

Basta con elegir los cereales integrales, frutos rojos y frutos secos que más nos gusten, y mezclarlos con un poco de salvado para crear un alimento de gran aporte nutricional mientras perdemos peso sanamente.

Meriendas con frutas

El cereal se adecúa a postres y meriendas, brindándonos la posibilidad de tomar macedonia de frutas eligiendo a conveniencia la que más nos guste, un poco de zumo de naranja y por supuesto una cucharada de  salvado.

Ensalada con salvado de avena

Otra opción para perder peso con el cereal es incorporarlo a los platos principales, teniendo como principal alternativa, pudiendo escoger entre añadir una cucharada en la ensalada, en un caldo o en algún puré.

Indistintamente de lo que elijamos, será suficiente con espolvorear el cereal y mezclarlo bien para que quede perfectamente distribuido; cabe acotar limitar el consumo a dos platos al día.

Agua de avena

Para el final, dejamos la forma perfecta de deshacernos de los kilos sobrantes con el cereal y es preparar agua de avena; tomada en ayunas, accedemos al principal beneficio del salvado: la manera en la que se agranda en el estómago, logrando el efecto saciante mientras iniciamos el día con un aporte de energía.

Los ingredientes necesarios para preparar agua de avena son:

  • 1 ½ litros de agua
  • ½ taza de avena en copos
  • ½ rama de canela
  • Edulcorante (opcional)

La preparación consiste en los siguientes pasos:

  1. Procesar la avena en una licuadora hasta que quede bien molida.
  2. Verterla en una cacerola y cubrir con agua para llevar a una fuente de calor hasta que hierva.
  3. Permitir que se cocine a fuego bajo durante 5 minutos, luego que rompa ebullición.
  4. Colar la preparación quedándonos solo con el agua que beberemos frío o caliente según las preferencias.

En caso de querer endulzar, lo aconsejable son edulcorantes naturales como la stevia; esta agua puede tomarse a cualquier hora, sin embargo, sus beneficios se aprecian mejor ingerida en ayunas.

En conclusión

El salvado de avena reúne todo lo necesario para contribuir a la pérdida de peso; por un lado, ralentiza la absorción de grasas y prolonga la sensación de saciedad disminuyendo el apetito, mientras que por el otro, acelera el metabolismo y depura al organismo.

No obstante, ante la presencia de ciertas contraindicaciones –y lo compleja que resulta su digestión– conviene consultar a un especialista antes de incluir como elemento regular de la dieta especialmente personas que presenten afecciones gástricas.

Finalmente considerar lo poco que valdrá el consumo de salvado de avena en la dieta si esta no es saludable o incluye grasas en exceso, ya que aun promoviendo la quema de las mismas, no es una panacea mágica frente a ellas.

En pocas palabras, hablamos de un complemento dietético cuya eficacia demanda acompañarle de hábitos de vida saludables tanto en la alimentación como  en la práctica frecuente de alguna actividad física.

Comentarios

comments