¿Cómo tomar la Kombucha para bajar de peso?

¿Cómo tomar la Kombucha para bajar de peso?

La Kombucha como bebida adelgazante se ha vuelto muy popular en estos tiempos, ya que mucho se ha explicado sobre los beneficios que aporta, para bajar de peso. Sin embargo, es común tener dudas en cuanto a su preparación, por lo que a continuación sabrás cómo tomarla y qué cantidad.

¿Cómo tomar la Kombucha de forma adecuada?

La Kombucha es una bebida hecha en base a té endulzado, el cual pasa por un proceso de fermentación de levaduras y bacterias, que son buenas para la salud. Aporta diferentes beneficios, como el fortalecimiento del sistema inmune, mejora el funcionamiento intestinal, combate la gastritis, embellece la piel y más.

Al momento de comenzar a tomarla, pueden surgir dudas como: ¿qué cantidad se puede tomar para adelgazar? ¿Cuál es el momento adecuado? Y ¿cómo incorporarla en las comidas diarias? Todas estas dudas serán aclaradas, para que puedas ver sus efectos y considerar si es lo mejor para ti o no consumirla.

La cantidad a tomar por día

Por lo general se deben tomar dos tazas al día, independientemente de que la preparación de la bebida sea casera o la hayas comprado hecho. Algunas personas prefieren aumentar la dosis hasta tres veces por día.  De esta forma, ayudarán al metabolismo a trabajar eficientemente, lo que permite bajar de peso.

No obstante, aún cuando ciertos expertos dicen que se puede tomar cuanto las personas deseen, lo cierto es que debes tener en cuenta el nivel de cafeína y alcohol que contiene. Esto último debido a su fermentación, lo que agrega menos de 1%.

Por ello, es preferible que las madres en periodo de lactancia o que estén embarazadas, consulten primeramente con un especialista sobre el consumo de la Kombucha. También se debe considerar antes de ofrecer a un niño.

A las personas sensibles a la cafeína no se les recomienda tomarla al atardecer, pues existe una posibilidad de que afecte su sueño. Aunque, no tiene tanta concentración de esta sustancia como una taza de café. Además, es difícil que se muestren efectos secundarios. Lo máximo es notar es movimiento intestinal.

El momento adecuado para tomar

Existen muchas formas de tomarlo, por lo que el momento adecuado varía en cada persona. Por ejemplo, se puede tomar desde temprano por la mañana, ya que esto aporta las energías necesarias, para comenzar con las labores diarias. Otra hora es durante la tarde, en ese momento cuando sientes deseos de dormir, pues te mantiene despierto.

También hay personas que prefieren ingerirlo en ayunas, puesto que potencia su efecto desintoxicante. Sin embargo, ya sea antes o después de una comida, puedes beberla, para mejorar los procesos digestivos, debido a los probióticos naturales que contiene.

¿Cómo incorporar la bebida en el día a día?

Si es la primera vez que tomarás esta bebida, se recomienda que empieces poco a poco, con al menos 60 milímetros o 100 mililitros, que equivaldría a una taza pequeña, de forma que tu organismo se pueda adaptar. Luego, según tolerancia, puedes aumentarla hasta tomar la cantidad recomendada por día.

Para que el aumento no haga efecto, empieza por agregar otra taza pequeña. De esta forma, serían dos tazas pequeñas al día. A medida que pase el tiempo, si no notas efectos secundarios, toma tazas de té de tamaño normal. Si gustas, puedes llegar al límite de tres tazas: en la mañana, tarde y noche.

Una vez acostumbres tu cuerpo y no te cause alguna reacción, puedes beberla para  sustituir otras bebidas dañinas, como los refrescos, el café o todas las contienen baja graduación alcohólica, tales como las cervezas.

La mejor forma de tomar la Kombucha para bajar de peso

La mayoría de infusiones, que se elaboran a partir de ciertas plantas, ayudan a las personas a adelgazar y quemar grasa. Entre ellas, el té de Kombucha, el cual tiene diversos beneficios con efecto detox, lo que permite bajar de peso sin problemas.

Es importante saber cómo prepararlo, ya que, al no ser como otros tipos de té, éste tiene una preparación determinada.  A continuación se mostrará la mejor forma de hacerlo en casa.

Ingredientes

  • 3 o 6 bolsas de té. Puede ser blanco, negro, rojo, verde u orgánico.
  • 3 cucharadas o una taza de azúcar. Elección a preferencia.
  • 1 litro de agua
  • Cepas de kombucha

Forma de preparación

  1. Debes conseguir las cepas de Kombucha, las cuales se encuentran en herboristerías o farmacias. También compra el tipo de té que desees.
  2. Luego se deben colocar en un recipiente de cristal, el cual se recomienda tenga boca ancha.
  3. En el litro de agua preparar el té de preferencia y añadir la cantidad de azúcar (3 cucharadas o una taza).
  4. Esperar a que su temperatura esté baja, para verterlo en el recipiente de vidrio que contiene las cepas. Puedes agregar cubos de hielo, para agilizar el proceso.
  5. Cubrir el recipiente utilizando un paño hecho de algodón. Allí debe reposar por 7 a 10 días a temperatura ambiente.

Cuando transcurra dicho tiempo, podrás notar que el hongo se elevará hasta flotar en la superficie. Lo que debes hacer después es colar el té, para separar el líquido que vas a consumir del hongo. Este último debes lavarlo, para guardarlo en la nevera, ya que así podrás volverlo a usar, para hacer más té. Así quedará listo.

El riesgo de hacer Kombucha casera

Como muchas otras sustancias medicinales, existe un margen de riesgo que puede ser perjudicial para la salud, así que debes tomar todas las precauciones posibles. Principalmente, el error de muchos es utilizar cualquier agua. Es importante que ésta esté filtrada y pura.

Además, otro factor es no garantizar al 100% las condiciones higiénicas que debe tener el lugar de trabajo. Por lo tanto, es necesario limpiar a fondo la cocina utilizando sólo productos de origen natural. Pero, no emplear la lejía, pues elimina las bacterias buenas. Así mismo, también se deben lavar las manos constantemente.

Si tienes alto grado de sensibilidad al alcohol, debes asegurarte de preparar una bebida con poco nivel, ya que en algunos casos puede llegar a estar al nivel de una cerveza ligera, al ser fermentada. Para tener un mejor control, puede ser mejor comprar la Kombucha, puesto que en el envase se especifican sus valores.

Dónde comprar Kombucha

Aún cuando hacerlo casero es fácil, si tienes inseguridad de hacerlo por diferentes motivos, como que no lo has probado, lo seguro es comprarlo ya hecho. Existen muchas marcas que fabrican la Kombucha, por lo que puedes adquirirla en tiendas físicas o en línea.

Pero, es necesario que conozcas los sabores que están disponibles en el mercado y sus fabricantes, ya que existen muchas opciones, así que la elección se puede complicar.

Consejos para comprar la Kombucha

Antes de hacer el gasto comprando una Kombucha, es importante que conozcas ciertos consejos, que te ayudarán a elegir la mejor.

  • Sabor: si es la primera vez que probarás esta bebida, lo mejor es comprar un pack que contenga bebidas con diferentes sabores, para conocer cuáles son tus favoritos.
  • Azúcar: las marcas incluyen ingredientes que varían en cantidades, para la composición. El nivel de azúcar es un ejemplo de ello. Lee la etiqueta, para que tengas el control sobre lo que vas a ingerir.
  • Pasteurización: la pasteurización es un proceso común en la Kombucha, ya que elimina las bacterias vivas, lo que permite que se conserve por mayor tiempo. El problema es que no aportará los mismos beneficios. Es recomendable comprarla sin pasteurizar.
  • Envase: parece ser un aspecto irrelevante, pero, si compras una bebida con envase de vidrio, puedes reutilizarla, para hacer después tu propia Kombucha casera.

Ten en cuenta que las bebidas compradas lo primero que notas son partículas que flotan por todo el líquido. Las mismas son llamadas SCOBY, que son un cultivo simbiótico de bacterias y levadura, que se producen en la fermentación.

No te preocupes y no tienes que desecharla, pues la bebida no está pasada o dañada. Por el contrario, está llena de bacterias vivas que aportan sus beneficios.

Comentarios

comments