Cómo hacer gelatina Dukan

La gelatina es uno de los postres favoritos de chicos y grandes, tiene muchas propiedades favorables para la piel, el intestino, las estrías y para bajar de peso.

Quienes han optado por iniciar la dieta Dukan saben que deben consumir gelatina, pero nada de gelatina comercial, sino gelatina casera, natural, hecha por ellos mismos, y por esto acá te dejaremos una serie de pasos y consejos para que sepas cómo hacer gelatina Dukan y que ésta quede sana y deliciosa.

Gelatina: una buena fuente de proteínas

La gelatina es un alimento con una buena cantidad de proteínas, no contiene grasa y los hidratos de carbono hallados en ella son muy pocos; la gelatina puede aportar un 30% de colágeno para mantener la piel firme e hidratada, así como es una fuente de calcio, fósforo, silicio y magnesio que mejora tu salud ósea.

 

 

La gelatina mejora la elasticidad de la piel, siendo eficaz para prevenir estrías y también, debido a su contenido en glicina, es buena para combatir los problemas intestinales.

¿Cómo sacarle provecho a la gelatina en la dieta Dukan? Veamos.

Cómo hacer gelatina Dukan

Antes de iniciar con la receta como tal, es necesario que sepas que puedes comprar gelatina natural o sin sabor en forma de polvo o en forma de hojas; te recomendamos utilizar hojas porque así evitas que tu preparación se llene de burbujas que luego serán grumos en la gelatina cuando ésta ya esté lista.

También, debes hidratar las hojas en agua fría antes de utilizarla, así  garantizas que no aparezcan burbujas y podrás trabajar de manera más adecuadamente.

Además de las proteínas que ya dijimos que hay en la gelatina, también contiene agua y sales minerales. Las proteínas provienen del pescado, cerdo, ave o bovino a partir del cual se elabora. En Europa, por ejemplo, la mayoría de gelatina es hecha con corteza de cerdo.

 

 

Necesitarás 6 hojas de gelatina para cada 1/2 litro de líquido, edulcorante, ácido cítrico y aromas, si así lo deseas.

Pasos para hacer la gelatina

  • Coloca el líquido que vayas a utiliza, preferiblemente agua, a que se caliente, a fuego medio, pero sin que hierva.
  • Mientras, coloca las hojas de gelatina en una taza con agua, para que se hidraten. Debes dejarla por lo menos unos 5 minutos.
  • Cuando el agua esté caliente, agregas las hojas de gelatina y el edulcorante. Agrega también las aromas y el ácido cítrico para darle color y sabor.
  • Remueve bien hasta que todo esté bien disuelto, para evitar las burbujas, y vierte en los recipientes que desees. Mete en la nevera por unas 3 horas, y listo.

 

En el mercado ya existen algunos sobres y preparados que puedes comprar en varias tiendas y así preparar la gelatina con ellos; éstos, son aptos para la dieta Dukan y son muy económicos, están saborizados y los hay de muchos sabores.

También puedes usar agar agar, una sustancia gelatinosa que puede reemplazar las hojas de gelatina. El agar agar, normalmente se compra en polvo y se utiliza sólo tres cucharaditas de ella por cada 1/2 litro de líquido.

 

Comentarios

comments