Receta hamburguesa Dukan

Cuando iniciamos una dieta una de las cosas que más duelen dejar atrás son las jugosas hamburguesas. ¿Cierto?

Bueno, gracias a Pierre Dunkan y su lema de que no hay que dejar de comer para adelgazar, ya podemos sumar unas ricas hamburguesas a nuestro plan dietético, así que acá te contaremos cómo y te dejaremos muchas opciones para que las disfrutes.

Hamburguesa de carne

Para preparar esta deliciosa hamburguesa de carne necesitarás lo siguiente:

  • 200 gramos de carne de ternera picada (molida)
  • 1/2 zanahoria rallada
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 berenjena
  • queso fresco con 0% de grasa; el más utilizado es el tipo Burgos
  • Sal y pimienta fresca.
  • Lechuga
  • Tomate en rodajas
  • Pimientos o pepinillos en vinagre
  • una clara de huevo
  • unas gotitas de aceite de oliva

Mezcla en un recipiente grande la carne, la zanahoria y la clara de huevo, pues con ésta se logrará conseguir una consistencia adecuada para moldear las hamburguesas. Agrega sal y un poco de pimienta para darle sabor. También puedes incorporar algo de ajo en polvo si lo deseas.

Aparte, en una sartén, vierte varias gotitas de aceite de oliva (sólo lo permitido en la dieta) y esparce con una brocha; cuando esté bien caliente coloca el calabacín y la berenjena en rodajas para que se dore por ambos lados y esté tierno. Retira y reserva.

 

Resultado de imagen para hamburguesa de carne casera

Lava bien la lechuga, recuerda, y corta los tomates en rodajas. Con dos rodajas de tomate es suficiente.

Puedes utilizar pan con salvado de avena y agregar jamón de pavo. Arma tus hamburguesas, colocando la lechuga en la base del pan, luego el tomate, la carne, sobre ella el queso, el calabacín y los pepinillos, y a comer.

 

Hamburguesa de atún

Aunque algunas personas utilizan el  atún enlatado para esta hamburguesa, es mejor optar por atún fresco y natural; para preparar esta deliciosa y ligera hamburguesa necesitarás 200 gramos de atún natural, sal, pimienta y perejil, 2 claras de huevo (para dar consistencia) y una cucharada de salvado de avena.

Agrega un poco de queso fresco libre de grasa, acelga blanqueada y tomate.

Debes dorar el atún; es decir, lo limpias bien si no lo has comprado ya listo para cocinar, y le agregas sal y pimienta y lo frotas para que se impregne; lo colocas en una sartén o parrilla con unas gotitas de aceite de oliva para que no se pegue. Debe ser un trozo, semejante a un bistec.

El atún fresco puede ser algo insípido, así que coloca abundante sal. Deja cocina, de lado y lado, por varios minutos y retira del fuego. Cuando se enfríe, puedes desmenuzarlo y colocarlo en una taza grande; allí, mezclarás todos los ingredientes (las claras de huevo, el salvado de avena y el perejil). Prueba el atún a ver si requiere un poco más de sal.

 

Resultado de imagen para hamburguesa de carne dieta

Forma las hamburguesas con la mezcla y pon unos minutos más a la parrilla o en la sartén. Arma tu hamburguesa. Para ello puedes utilizar pan esponjoso.

 

Hamburguesa de pollo

El pollo es otra de las proteínas que no pueden faltar en la dieta Dukan, así que esta vez te invitamos a preparar una hamburguesa con pechuga de pollo y champiñones.

Lo primero que hay que hacer es marinar la pechuga de pollo por lo menos una hora antes para que se impregne de sabor. Los ingredientes son: paprika o pimentón ahumado, ajo en polvo, unas gotitas de aceite de oliva, el jugo de medio limón, sal y pimienta.

Puedes sustituir el jugo de limón por yogurt desnatado y notarás que el sabor se intensifica.

Coloca la parrilla a calentar y pon la pechuga de pollo (aproximadamente una pechuga de 150 0 200 gramos por ración)para que se dore. Da vuelta y vuelta y saca cuando ya esté tierna, dorada y jugosa.

 

Resultado de imagen para hamburguesa casera de pollo

Para esta hamburguesa te recomendamos utilizar pan de linaza. Saltea los champiñones con dos o tres gotitas de aceite de canola o de oliva, agrega sal y cebolla en aros. Retira cuando la cebolla esté translúcida. Coloca sobre el pan un poco de lechuga o acelga blanqueada , el pollo, los champiñones con las cebollas y listo.

Otras opciones

Puedes variar cada una de las recetas que te hemos dejado con otras proteínas como: pavo, salmón, cangrejo, calamares o conejo, así como puedes jugar con los vegetales que incorpores y los condimentos. Una forma de aprovechar la hamburguesa para la dieta es agregar vegetales y verduras a la proteína antes de armar la rueda de la hamburguesa.

 

Imagen relacionada

 

¿Conoces el konjac? El konjac es una proteína vegetal que está dentro de los ingredientes permitidos por el Dr. Pierre Dukan. Es un ingrediente que se ha estado esparciendo por el mundo, aunque es popular en la gastronomía oriental.

Indonesia, China, Japón y todo el sudeste asiático ha aprovechado las propiedades del konjac en múltiples recetas, pues se trata de una planta rica en fibra dietética, aminoácidos y proteínas.

Una hamburguesa con esta proteína puede ser una gran apuesta. Ya había muchos productos elaborados con konjac, incluyendo hamburguesa, así que no dudes en darle una oportunidad a esta grandiosa proteína.

También puedes aderezar sin tener que ganar calorías; una salsa bien saludable y fácil es preparar un dip de coliflor o brócoli.

Pon a blanquear unos 6 ramilletes de coliflor y mézclalos en la licuadora con dos cucharadas de yogurt desnatado o 25 ml de leche desnatada, un poco de sal y 3 ajos (previamente dorados con dos gotas de aceite de oliva, hasta que estén tiernos). Mezcla todo por varios minutos y listo.

Este aderezo te será útil para las hamburguesas y para acompañar muchos otros platillos, como fajitas, ensaladas, espárragos o cualquier snack que sea apto para la dieta Dukan. ¿Una fiesta? No te sientas tentado en perderte con pasabocas que te distraen de tu dieta, prepara este rico dip y asombra a tus invitados.

 

Imagen relacionada

Puedes variar un poco el dip: hacerlo con brócoli, con berenjenas asadas, con espinaca y queso fresco o hasta con un poco de champiñones y queso con 0% de grasa.

En cuanto a una opción un poco vegana te recomendamos preparar una hamburguesa con tofu y quinoa. Si no deseas agregar quinoa, aunque este cereal  es un superalimento con grandes beneficios para tu dieta, puedes reemplazarla por salvado de avena o mezclar el tofu con varios vegetales. Y por ser vegana puedes utilizar champiñones y el aderezo de brócoli que te recomendamos arriba (aunque ese contiene yogurt desnatado).

Si usas quinoa, debes hidratarla antes de utilizarla.

Ya para culminar, no te confundas pensando que preparar hamburguesa implica solo utilizar pan y colocar alguna proteína dentro; éstas recetas y opciones recomendadas pueden acompañar platillos principales (con verduras y vegetales) o hasta ensaladas, así que si no deseas comer pan (como por ejemplo pan de semillas de lino), no lo hagas.

Comentarios

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *