Lactancia y dieta Dukan

Si hace poco has tenido un bebé y no sabes qué hacer para bajar esos kilos de más, no te preocupes porque hay una dieta que puede mejorar tu estilo de vida en pocos meses sin crear grandes marcas en la vida del bebé y en tu cuerpo. Necesitas nutrientes porque en tu organismo, recientemente creció y nació un bebé, por lo que es normal que ganes peso, no tienes que sentirte mal.

Las reservas del cuerpo se empobrecieron al proporcionar una gran cantidad de nutrientes y vitaminas al pequeño, vitaminas como la A, D y E.

Cuando las mujeres están embarazadas la materia grasa es disminuida del consumo diario para evitar subir de peso; y es aquí cuando el bebé tiene una mal desarrollo en el sistema nervioso, porque esta materia grasa es quién forma su sistema.

lactancia-y-la-dieta-dukan

Pero no te preocupes, una vez qué ha pasado el parto, las grasas “buenas”, son necesarias para tu cuerpo, como la grasa del pescado que es rica en ácidos grasos Omega 3, vitamina D, la cual es necesaria para fijar el calcio que se consume todos los días. Las nueces y canónigos son alimentos ricos en ácido linoleico que pueden ayudarte en este aspecto.

La gran duda es: si es saludable hacer la dieta Dukan mientras estás dando leche a tu bebé, pero la verdad es que simplemente tienes que hacer una dieta adaptada al tipo de situación que estás llevando a cabo; esta es la lactancia, no puedes saber que podría causar un efecto contraproducente en tu salud o en la salud del bebé, lo más importante es que te asegures que él está recibiendo los nutrientes que necesita por medio de tu cuerpo y que tú te alimentes muy bien, para poder cumplir con las necesidades de tu organismo y las del bebé.

lactancia-dieta-dukan

Lo más recomendable después del parto es que si ganaste más de 15 o 17 kilos, debe disminuirse con una dieta como la de Dukan. Si quieres iniciar la dieta Dukan haciendo que la fase de ataque, que es la fase 1 y dura alrededor de 3 días como máximo y luego en esta fase podrás bajar entre 1 ½  y 2 kilogramos, mientras pasas a la segunda fase, esta es la fase crucero, en dónde tu dieta debe estar incluida una cucharada de aceite.

Cada día es importante que comas pescados azules, tales como el atún, la sardina, el salmón, la caballa y otros; también puedes comer alimentos como las zanahorias, los pimientos rojos y verdes y los tomates porque estos son ricos en licopeno, un antioxidante muy potente qué puede ayudarte en la salud mientras amamantas.

También es recomendable que incluyas el brécol o repollo en tu dieta porque también brindan un aporte de nutrientes bastante importante.

Comentarios

comments