¿Qué queso se puede comer en la dieta Dukan?

Estudios demuestran que el queso es uno de los mejores quemagrasas, la clave está en elegir el tipo correcto y consumirlo de forma adecuada. Descubr cómo hacerlos parte de la dieta Dukan.

En ocasiones, el calcio contenido en los lácteos funciona como una especie de imán que atrae las grasas evitando su asimilación y promoviendo su expulsión a través de las heces. La pregunta es ¿cualquier lácteo tiene esta propiedad, es el queso uno de ellos?

Los quesos figuran entre los alimentos que más controversia generan en los regímenes para perder peso y el método Dukan no escapa de esta realidad; por fortuna, sobran las opciones en cuanto a su consumo pudiendo disfrutar de su sabor desde la fase de Ataque hasta la de Estabilización.

Quesos aptos para todas las fases de la dieta Dukan

Una de las ventajas del método Dukan es la posibilidad de consumir este delicioso alimento; es así que el queso fresco batido 0% forma parte de la lista de los 72 alimentos proteicos que propone el Dr. Pierre al igual que el queso estilo Burgos y requesón desnatado.

En líneas generales son esos tres los adecuados para la fase de Ataque, dejando los quesos que superan el 7% de porcentaje graso para la fase de Consolidación en la que su reintroducción, se acompaña de alimentos placenteros como las frutas y el pan integral.

Queso fresco batido 0%

Hablamos de uno de los alimentos lácteos más versátiles debido a la cantidad de macros que reúne, sin apartar su contenido de proteínas y 0% de materia grasa que le permite cumplir las necesidades diarias sin elevar las kilocalorías totales.

Dentro del método Dukan, es la opción perfecta para acompañar con salvado de avena y frutas en la preparación de postres saludables.

Queso estilo Burgos

De consistencia blanda y acuosa es el tipo de queso originalmente producido en la ciudad de Castillas a partir de la leche de oveja, lo que le confiere su particular color blanco. Su versión desnatada y fresca figura entre los quesos recomendables para la dieta Dukan al igual que el requesón sin nata o crema.

Superada la fase de Ataque, se consideran aptos cualquier queso que tenga entre 0% y 3% de materia grasa siempre que resulte imposible encontrar una alternativa más ligera.

Quesos permitidos en las fases de Crucero y de Consolidación

A partir de la fase de Crucero, empieza la incorporación de quesos con contenido graso entre el 4% y el 7%, respetando un consumo limitado de 30 gramos por porción

Para la fase de Consolidación, se suman a la lista de permitidos los quesos hasta el 40% de materia grasa, siendo indispensable evitar el consumo de quesos fermentados como el Roquefort, Cabrales y Cammembert.

En esta última etapa de la dieta la cantidad diaria recomendada varía según el contenido graso del queso elegido, siguiendo las reglas que ahora enumeramos:

  • 60 gr para quesos con 10% de materia grasa
  • 55 gr si presentan 20% de materia grasa
  • 50 gr para aquellos con 30% de materia grasa

Asimismo, en la fase de consolidación el Dr. Pierre recomienda la inclusión de 40 gr de queso parmesano a la semana. De esta forma, los quesos que superan el 40% de grasa serán reservados para las comidas de Gala o para Estabilización.

En esta última fase, será crucial planificar bien las comidas, pues aunque tenemos la libertad de ser más flexibles, la moderación y observación serán las aliadas para mantener el peso alcanzado.

Tampoco olvidar el consumo de tres cucharadas de salvado de avena al día, el correcto consumo de agua y respetar el día de proteína pura; finalmente, cumplir los 20 min de ejercicio que exige la dieta, pues en conjunto, son garantes de la eficiencia del método.

Comentarios

comments