¿Se puede comer aguacate en la dieta Dukan?

De hecho, ¡sí!, si se puede comer aguacate en la dieta Dukan, sin embargo, debemos conocer sus propiedades y valor nutricional antes de consumirlo, ya sabemos que es muy sabroso, pero, realmente sabemos qué es el aguacate, cuáles son sus propiedades, qué nos aporta y en qué fase de la dieta Dukan se puede incluir en nuestro plan alimentario. Todas estas interrogantes se tratan a continuación.

 ¿Qué es el aguacate?

Muchos consideran el aguacate como una verdura, pero para sorpresa de la mayoría, el aguacate es una fruta baja en hidratos, rica en grasas y realmente muy apetitosa. Incluso en algunos países se consume en forma de jugo o helado y se le agrega azúcar, cosa que no debemos hacer si estamos intentando adelgazar a través de la dieta Dukan.

¿Cuáles son las propiedades del aguacate y qué nos aporta?

Son muchas las propiedades nutritivas del aguacate, hay quienes lo consideran un “superalimento” basados en sus beneficios para la salud. Destaca su contenido en: potasio, magnesio, ácido fólico, manganeso, cobre, hierro, zinc, entre otros, que se suman a las calorías, proteína y grasas saludables.

Por otra parte, a pesar de contener carbohidratos, la mayoría de ellos son fibra, es decir, si consideramos una porción de 100 gramos de aguacate, solo 2 gramos podrían considerarse carbohidratos netos.

El aguacate es la fruta con mayor cantidad de magnesio; elemento que participa en numerosas funciones enzimáticas, tan importantes como regular la transmisión de los impulsos nerviosos, posee más potasio que la banana, otro elemento importante en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Además, facilita reducir los niveles de colesterol y presión arterial, entre otras cosas.

¿En qué fase de la dieta Dukan se puede introducir el aguacate?

El método Dukan, es una dieta con base en alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas, sin eliminar éstas por completo. Hace énfasis en cuatro fases que siempre tenemos que tener en cuenta. Las dos primeras (Ataque y Crucero) para perder peso y las dos últimas para estabilizar el peso logrado (Consolidación y Estabilización).

En este sentido, se recomienda la inclusión del aguacate en la tercera fase, en la cual se añaden algunas novedades; como lo es comer una porción de fruta al día.

Por otra parte, si se sigue la dieta al pie del cañón, una de las razones más importante para no consumir el aguacate en las etapas anteriores (fases 1 y 2) que son consideradas fases de adelgazamiento o pérdida de peso, es que junto con algunas verduras su consumo se encuentra prohibido. Ahora bien, luego de incluir este alimento en la fase tres, debes controlar el consumo a la mitad de uno por día.

En definitiva, si esperas conseguir resultados eficaces debes olvidarte del aguacate en las dos primeras fases, hasta tanto no alcances el peso deseado. Luego de ello, puedes incluir esta deliciosa fruta en las fases en las que conseguirás estabilizar el peso logrado, es decir, a partir de la fase de consolidación.

No se debe abusar de los alimentos que poco a poco se van incluyendo en el plan de alimentación, para evitar el efecto rebote. Una de las claves de la dieta es hacer cotidiano lo que ahora pensamos extraordinario.

Comentarios

comments