¿Se puede comer caracoles en la dieta Dukan?

En principio te diré que sí, sí puedes comer caracoles mientras estés realizando la dieta Dukan. Sin embargo, es necesario que sepas muy bien cuándo comerlos y en qué cantidad es recomendado su consumo.

El caracol es un alimento más bien bajo es grasa. 100 gramos de esta carne contiene de 0,5 a 1,5 gramos de materia grasa. Este contenido en grasa es muy bajo en comparación a otros alimentos como el pollo que nos dan hasta 15 % de grasa.

No obstante, debemos recordar cómo se estructura la dieta Dukan.  Este sistema para perder peso sanamente se divide en cuatro etapas. Estas etapas tienen reglas simples (pero inquebrantables) que te ayudarán a lograr, paso a paso, las metas previstas (perder peso y más tarde poder mantenerlo).

¿Cuáles son las reglas fijas acerca de la alimentación en la dieta Dukan?

En las dos primeras etapas (Ataque y Crucero) podrás comer solo alimentos que estén dentro de la lista de 100 alimentos permitidos a voluntad. Estos alimentos se dividen en 72 alimentos de origen proteicos y 28 de origen vegetal.

En las dos últimas fases (Consolidación y Estabilización) tus menús podrán ser un poco más espontáneos y libres.

Comenzarás en la fase Consolidación agregando nuevos alimentos que no están dentro la lista de 100 alimentos permitidos a voluntad. Además, celebraras una comida de gala a la semana; comida en la cual te olvidarás de que existen alimentos prohibidos. Y finalmente, introducirás a tu rutina el jueves de proteínas puras. El cual te servirá como un seguro para mantener tu peso justo.

En la fase Estabilización, ya no hay comidas prohibidas. Durante esta fase, que durará toda la vida, debes cumplir con tres reglas: 1) consumir tres cucharadas de salvado de avena, 2) realizar tu rutina de 20 minutos de ejercicio diario y 3) conservar el jueves de proteínas puras.

Entonces, ¿podemos comer caracoles en la dieta Dukan? ¿Cuándo podemos comerlos?

Sí podemos comerlos. Solo a partir de la fase Consolidación (tercera fase)

Ten en cuenta que, aunque los caracoles son bajos en grasa, éstos no se encuentran dentro de la lista de alimentos permitidos a voluntad. Lo mejor es que si un alimento no encuentra dentro de la lista de 100 permitidos no lo consumamos durante ninguna de las dos primeras fases.

El caracol al ser un alimento bajo en grasa y bajo en aporte calórico (80 calorías por 100 gramos), podemos comerlo, sin sentir culpa, a partir de la tercera fase, Consolidación.

Sin embargo, debido a la textura dura de su carne, expertos recomiendan un consumo no regular. Esta carne no es fácilmente digerida por los ácidos estomacales. Además, éste alimento debe estar muy bien preparado, ya que estando mal cocido o crudo es portador de bacterias relacionadas con la meningitis.

Adquiere el producto de proveedores de confianza e infórmate muy bien acerca de cómo preparar caracoles antes de aventurarte a comerlo preparados en casa.

Por último, recuerda que el consumo de salvado de avena es fundamental durante todas las fases de la dieta Dukan. Así mismo lo es, el ejercicio diario y tomar abundante agua.

Comentarios

comments