¿Se puede comer chorizo en la dieta Dukan?

Debido a los componentes del chorizo y su aporte en grasas, no debemos comer chorizo en la dieta Dukan. Sin embargo, puedes permitirte comer chorizo durante tu comida de gala a partir de la fase Consolidación.

Recordemos que dentro de las 72 proteínas listadas como permitidas a voluntad no se encuentra el cerdo. Estas 72 proteínas (proteínas magras) son los únicos alimentos proteicos que comerás en las dos primeras etapas de la dieta.

Estas dos fases (Ataque y Crucero) han sido pensadas para que el cuerpo use la energía acumulada en la grasa del cuerpo y de esta manera bajar de peso perdiendo masa grasa. Es por esto que las carnes que puedes consumir deben ser carnes magras. Es decir, con un mínimo porcentaje de grasa.

El puerco se introduce a la dieta a partir de la fase Consolidación y se mantiene en la fase Estabilización. Tengamos en cuenta que lo permitido es 1 porción de asado de cerdo a la semana (a partir de la fase Consolidación). No hablamos de chorizos sino de una porción de carne de cerdo casi magra.

¿Cuál es la diferencia entre un asado de cerdo y los chorizos?

El chorizo al ser carne de cerdo brindará, al igual que el lomo de cerdo, 30 gramos en proteína pura. Y aproximadamente la misma cantidad de minerales como calcio, hierro, zinc, sodio, potasio. Vitaminas como B1, B2, B12, B6 y B3, vitamina A, C, D, k y E.

Sin embrago, su mayor diferencia se encuentre en los porcentajes de grasa y calorías.

Por ejemplo, 100 gramos de lomo de cerdo aportan de 100 a 200 y de 5 a 10 gramos en grasas. Mientras que el chorizo aporta casi 500 calorías por cada 100 gramos y casi 40 gramos en grasas.

Pero entonces, ¿podemos comer chorizo en la dieta Dukan? ¿Cuándo podemos comer chorizo en la dieta Dukan?

Como vimos, la cantidad de grasas del chorizo hacen de éste un alimento con el que debemos tener cuidado.

No obstante, puedes comer chorizo en tu comida de gala semanal. Esta posibilidad se abre una vez comenzada la fase Consolidación.  Recuerda comer solo una porción de tamaño normal. El tamaño de las porciones es clave para mantener tu peso justo.

No hagas de este alimento un hábito. No lo uses cada semana para tu comida de gala. Más bien intenta espaciar el consumo de este alimento lo más que puedas.

Para una persona que realice actividad física moderada, 100 gramos de chorizo le darán el 15% de energía necesaria durante el día. Pero si no haces ejercicio esta energía será almacenada como grasa en tu cuerpo.

Por último, recuerda que comer salvado de avena es indispensable desde el principio de la dieta (fase Ataque). En el cuadro, donde se explican las fases, encontrarás la porción diaria de salvado de avena necesaria de acuerdo a cada una de las fases. Así mismo, ten presente que el ejercicio diario es preciso para el buen desarrollo de la dieta.

Para finalizar, revisa la lista de bebidas permitidas en la dieta Dukan y mantente siempre hidratado.

 

 

Comentarios

comments