¿Se puede comer garbanzos en la dieta Dukan?

Sí, podemos comer garbanzos mientras nos encontremos incursionando en el método Dukan del Dr. Pierre. Sin embargo, este rico alimento no es permitido en todas las fases de la dieta. Recuerde que ésta se estructura en cuatro fases bien definidas y con objetivos distintos, pero bien pensados para lograr el éxito. Una vida sana bajo la premisa de una alimentación equilibrada. Además, de conseguir la figura que queremos.

Por lo tanto, debemos considerar cómo se puede incluir el garbanzo en nuestros menús. ¡Veamos!

¿En que fase de la dieta Dukan se puede reintroducir el garbanzo?

Las dos primeras fases de la dieta (Ataque y Crucero) se destinan a la pérdida de peso. La primera a través del consumo de proteínas puras y ésta dura como máximo siete días. Posteriormente, en la fase de Crucero, comenzaremos a intercalar días de proteínas puras con días de proteínas y verduras.

Todo lo anterior haciendo uso de los alimentos que ha definido el Dr. Pierre en su lista de 100 alimentos permitidos a voluntad. De los cuales: 72 son de origen animal y vegetal y aportan proteínas puras para la fase Ataque y 28 alimentos de origen vegetal, proteínas y verduras, para la fase de Crucero.

En la fase tres o fase de Consolidación, se permite la reintroducción de algunos alimentos como los feculentos y contamos con una comida de gala. Entre los feculentos que podemos consumir para esta fase, se encuentran los garbanzos.

En la fase cuatro o fase de Estabilización, no existen alimentos prohibidos. Sin embargo, se estipula que en este punto tengamos el hábito de basar nuestros menús en una alimentación equilibrada utilizando los alimentos que hasta aquí hemos incluido a lo largo de las primeras tres fases de la dieta.

¿Qué beneficios aporta el garbanzo y cómo se adapta a la dieta Dukan?

El garbanzo es una legumbre muy utilizada en la cocina de muchas partes del mundo por sus cualidades culinarias y nutritivas. Además de ser exquisito, es rico en proteínas (entre 20 y 25% de su peso), ácido oleico y linoleico, que ayuda a cuidar el colesterol y además es una fuente de aporte de fibra.

Con estas cualidades nutritivas, el garbanzo es un alimento que tenemos que tener presente a la hora de elegir nuestra ración de feculentos. Ésta se incluye a partir de la tercera fase de la dieta (Consolidación). Podrás encontrar en la web variadas recetas que los incluyas, tal como el humus, que se hace a partir de garbanzos.

Otra opción sería el pan hecho a base de harina de garbanzos. Igualmente a partir de Consolidación; el día correspondiente a la ración de feculentos. Ten en cuenta que cualquiera de estas recetas podrías incluirlas el día de feculentos o en la comida de gala.

A lo largo de las distintas fases de esta excelente dieta iremos creando un estilo de vida diferente, ¡sano! En el cual, debe estar presente durante nuestra rutina diaria el salvado de avena, la actividad física y consumir bastante líquido (revisa las bebidas permitidas por el Dr. Pierre).

Comentarios

comments