¿Se puede comer hummus en la dieta Dukan?

De entrada, les diré que no. No se puede. Pero, ¿por qué les digo de entrada? Lo que se quiere decir es que no pueden comprar hummus ya preparado y consumirlo.

El hummus se prepara con aceite de oliva, garbanzos, entre otras cosas. El primero es un alimento tolerado, aunque restringido a una cuchara de café a la semana o a tres gotas diarias. El segundo, garbanzo, es tolerado solo desde la fase consolidación, pero con todo su consumo debe ser medido y regulado.

Sin embargo, usted puede preparar su propio hummus. De esta forma podrá respetar las medidas de los ingredientes tolerados y eliminar de la lista los no permitidos.

Busque diferentes recetas y diviértase preparando un sano hummus casero, que complazca sus antojos mientras cumple con los lineamientos de la dieta Dukan.

Pero, ¿desde cuál fase podemos consumir este tipo de alimentos?

Ya que el hummus se preparara con garbanzos, será permitido comerlo a partir de la fase número tres, Consolidación.

En las dos primeras fases, ataque y crucero, el menú se limita a 100 alimentos permitidos a voluntad, es decir, los puedes comer hasta sentirte lleno. De esta forma perdemos peso proveniente de la masa grasa y cuidamos nuestra masa muscular.  

En las dos últimas fases, consolidación y estabilización, cuidamos ese peso ya logrado. Gracias a la introducción progresiva de nuevos alimentos, como legumbres; los garbanzos, evitamos el tan temido efecto rebote.

La dieta Dukan es la única en el mundo que ha planificado un proceso de transición enfocado en evitar el efecto rebote. Es decir, ganar el peso perdido o incluso más cuando dejamos de ser radicalmente estrictos con nuestras dietas.   

No obstante, el Dr. Pierre sí recomienda la ingesta de garbanzos desde la tercera fase, consolidación al igual que para la ultima fase (Estabilización).

¿Qué propiedades nutricionales nos brinda el humus?

El hummus, por ser su principal ingrediente los garbanzos, nos proporciona una gran carga nutritiva. Primero sus carbohidratos de bajo índice glicémico nos brindan buena energía. Por otro lado, las grasas que contienen son insaturadas (mono y polinsaturadas), y nada de colesterol por su base vegetal; de igual manera, cantidades importantes de fibra y calcio.

Una ración de 100 gramos de humos ofrece 294 calorías, 11,2 gramos en carga proteica, 28,5 gramos de carbohidratos, 15,8 gramos de grasas y 6,4 gramos de fibras.

Es importante resaltar que la energía que ofrece esta comida proviene mayormente de las grasas. Y aunque estas son grasas saludables, si esta energía no se usa quedará guardada en el cuerpo como grasa. 

Ya saben, se recomienda la preparación de humos casero y su consumo solo a partir de la fase número tres, con moderación.

Recuerden sustituir los ingredientes prohibidos, medir los restringidos y moderar los tolerados. La clave para mantener tu peso es tener una comida balanceada y respetar las reglas de la dieta.

Manténganse hidratados. Beber agua les garantiza tonicidad muscular y una piel lozana. Agreguen a su dieta diaria el salvado de avena y cumplan con el ejercicio diario. ¡Usted decide como quemar esa energía, lo importante es divertirse y disfrutar del movimiento!

Comentarios

comments