¿Se puede comer lacón en la dieta Dukan?

De entrada, te diremos que no, no se debe comer lacón mientras te encuentres en las dos primeras fases de la dieta Dukan o al menos no se recomienda. Sin embargo, si es tu debilidad, es bueno que consideres que opciones tienes para incluirlo en tus menús y cuáles son las razones por las que no se recomienda su inclusión.

Por otra parte, es importante saber con bastante precisión de que se trata este producto. Todo ello trataremos de explicarlo en los siguientes párrafos.

¿Qué es el lacón? ¿cómo es considerado el lacón en la dieta ducan?

El lacón es un producto que procede de las extremidades delanteras del cerdo. Luego de que éste se sacrifica, las patas delanteras se someten a un proceso parecido al del jamón curado para su elaboración. Es decir, cumple con el siguiente procedimiento: conservar con sal la pieza, posterior lavado para eliminar los restos de sal, asentado y finalmente el madurado. De esta manera, las patas delanteras del cerdo se transforman en lacones curados.

El lacón, desde el punto de vista nutricional, constituye una buena fuente de proteínas. Sin embargo, posee un alto contenido de grasa (alrededor del 20%), aporta 350 calorías por cada 100 gramos, ​y menos proteína que otros cortes de carne de cerdo.

Es por ello que, el Dr. Pierre Dukan no recomienda la ingesta de carne de cerdo; ni jamón serrano, ni lomo embuchado, ni lomo adobado, ni lacón. Es decir, nada de carne de cerdo hasta la tercera fase de la dieta o fase de Consolidación. Inclusive en esta tercera fase de la dieta el Dr. Pierre recomienda elegir los cortes con menos grasa.

Por otra parte, si vamos a la lista de los 100 alimentos permitidos a voluntad, encontramos el Jamón de York (fiambre de jamón cocido). Esto parece una contradicción, ya que éste último también proviene del cerdo, pero también debemos estar claros de que es un corte con mucha menos grasa que el resto de productos derivados de ese animal.

¿Cuándo y cómo podemos incluir el lacón en la dieta Dukan?

Si consideramos que el jamón cocido o jamón de York es apto para las fases Ataque y Crucero, el lacón cocido también debería serlo. El jamón cocido proviene de las patas traseras del cerdo, el lacón de las delanteras. Poseen valores nutricionales parecidos, tanto fresco como en fiambre, creemos que podría integrar tus desayunos desde la fase de Ataque, pero no a voluntad. La recomendación sería tomar tres lonjas al día sin grasa ni corteza.

Si se trata de lacón curado o asado, deberías esperar hasta la fase tres o fase de Consolidación. Igualmente lo recomendado por el Dr. Pierre es elegir los cortes de la carne de cerdo que posean menos grasa. Y, si prefieres integrar el lacón al menú, que sea el corte más magro eliminando toda la grasa visible. También puedes incluirlo en tu comida de gala, como tolerado a partir de Consolidación.

No olvides integrar a tu rutina diaria la actividad física, consumir salvado de avena y mantener tu cuerpo hidratado.

Comentarios

comments