¿Se puede comer pan de soya en la dieta Dukan?

Sí, afortunadamente, podemos comer pan de soya durante la dieta Dukan. Sin embargo, es importante saber desde qué fase puedes comerlo, en qué cantidad y algunos secretos de la soya comercial.

Primero te hablaremos de la soya que se encuentra en el mercado. La mayoría de productos que usan soya como parte de sus ingredientes, usan el grano después de procesarlo. Debido a este tratamiento químico que recibe la semilla de soya, ésta pierde todos sus nutrientes.

Sí deseas consumir soya, lo mejor es hacerlo de manera natural. Un grano sin procesar te brindará innumerables beneficios. Evita los productos procesados.

¿En qué fase puedo comer pan de soya?

Este pan usa harina de soya y harina de trigo, entre otros ingredientes; es decir feculentos. Debido a esto puedes comerlo a partir de la tercera fase, Consolidación.

Recordemos que durante la primera fase, Ataque, comeremos solo proteína animal/vegetal de los 72 alientos proteicos permitidos a voluntad. En la segunda fase, Crucero, se permite las 72 proteínas permitidas a voluntad y 28 verduras permitidas a voluntad. Lo que quiere decir que durante las dos primeras fases solo comeremos proteínas y verduras.

Es en la tercera fase, Consolidación, cuando comenzamos a agregar nuevos alimentos a la dieta. Es el comienzo para las frutas, los granos, la pasta, el pan, los cereales, algunas hortalizas; feculentos en general. Esta regla nos advierte que el pan (harina) y granos son permitidos únicamente a partir de la tercera fase.

Sí deseas información más detallada (duración, reglas específicas, objetivos y recomendaciones) de cada una de las fases te invitamos a seguir los siguientes enlaces: Ataque, Crucero, Consolidación, Estabilización.

¿Qué cantidad de pan de soya puedo comer?

La soya es un grano altamente nutritivo. Por su nivel proteico (17 g de proteína por cada 100 g) es considerado un buen sustituto de la proteína animal. Por otro lado, 100 g de soya nos darán 7 g de fibra, 10 g de carbohidratos, 9 g de grasa y 180 calorías). Ten presente que para disfrutar de los benéficos del grano de soya debes consumir el grano sin procesar.

Estudios confirman que 25 gramos de proteína de soya diaria reducen el colesterol y de esta manera se logra evitar problemas cardíacos. Pero cuidado recuerda que 100 g de soya te darán 9 g en grasa.

Por otro lado, este grano ayuda a la creación de colágeno lo que mantiene una piel suave. Debido a que el grano de soya contiene un componte que ayuda a la producción de estrógenos se recomienda que el consumo en niños y niñas sea moderado.

Sí deseas comer pan de soya ¡Adelante!, te recomendamos que uses harina de trigo integral y harina de soya no procesada.

Por último, recuerda que el salvado de avena y el ejercicio diario son pilares indispensables en la dieta Dukan. Cumple con el consumo diario de salvado de avena y con 20 minutos de ejercicio mínimo diario. Hacer de esta práctica un hábito será el mejor apoyo para lograr tus objetivos. Así mismo, revisa la lista de bebidas permitidos en la dieta Dukan y mantente siempre hidratado.

Comentarios

comments