¿Se puede comer sésamo en la dieta Dukan?

Sí, sí podemos comer sésamo en la dieta Dukan. Sin embargo, es necesario que sepas a partir de qué fase puedes comer sésamo o ajonjolí. También es importante que sepas qué cantidad es la recomendada.

El sésamo o ajonjolí es una semilla con la que puede prepararse un rico aceite. También es usada en la preparación de pan, en la de algunos dulces, jugos y hasta leche. No obstante, debes tener cuidado con este alimento ya que 100 gramos aportan 60 gramos de grasas insaturadas.

¿Cuándo podemos comenzar a comer sésamo o ajonjolí en la dieta Dukan?

Recordemos que la dieta Dukan se divide en cuatro diferentes fases. En cada fase deberías seguir reglas específicas que te ayudarán a alcanzar determinados objetivos.

Es debido a estas reglas que podrás comenzar a comer sésamo/ajonjolí a partir de la tercera fase, Consolidación. Y lo mejor es que limites su consumo a una ración semanal.

Imagen relacionada

Recuerda que en la primera fase (Ataque) comerás únicamente 72 proteínas animales o vegetales distintas listadas como alimentos a voluntad. En la segunda fase, Crucero, debes agregar a la dieta 28 verduras permitidas a voluntad. La idea de estas dos fases es alcanzar tu peso justo mientras pierdes peso proveniente solo de la grasa corporal.

Luego comienza la tercera fase, Consolidación, en esta fase se nos alienta a agregar nuevos alimentos a la dieta. Nos recomiendan los feculentos, los cereales, los granos, las frutas, el cerdo y algunos tubérculos. Pero también se nos pide que reintroduzcamos alimentos, que seamos creativos.

La mejor manera de continuar con buen pie en la fase Consolidación y fase Estabilización, cuando las reglas empiezan a desaparecer, es contar con alimentos que nos brinden energía y nutrientes que ayuden a nuestro organismo a mantenerse sano.

¿Es el sésamo una buena opción? ¿En qué cantidad puedo comerlo? ¿Por qué debo limitar su consumo?

El sésamo/ajonjolí es, definitivamente, un regalo para nuestro organismo. Esta semilla es fuente de omega-3 y 6, aporta 4 gramos de fibra, 18 gramos de proteína vegetal, y nada de colesterol. Además nos brinda gran cantidad de vitamina A, calcio, magnesio, cobre y fósforo. 

Gracias a sus componentes, esta semilla nos ayuda a reducir el colesterol y la hipertensión. Además que es un alimento recomendado para embarazadas ya que ayuda al desarrollo neurológico del feto. Su contenido de calcio nos ayuda a combatir las migrañas, a mantener nuestros huesos en buen estado y a reducir los síntomas premenstruales. Finalmente, la cantidad de proteínas (100 gramos de sésamo) representa el 32% del consumo recomendado para el día.

Resultado de imagen para sesamo y ajonjoli

Sin embargo, 100 gramos de esta semilla también aportan 600 calorías y 60 gramos de grasas. Una ración de este alimento te daría 150 calorías y 20 gramos de grasa.

Es por eso que se recomienda que su consumo no sea diario. Ya que la gran cantidad de calorías y grasas de este alimento sumado a las grasas provenientes de otro alimentos podría llevarte a un aumento de peso indeseado.

Por último, recuerda que el consumo de salvado de avena es indispensable desde el inicio de la dieta. Cumple con el ejercicio diario y mantente siempre bien hidratado.

 

Comentarios

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *